Embarazo y Parto: Madres y Padres

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Embarazo Embarazo semana a semana: De la 29 a la 40.

Embarazo semana a semana: De la 29 a la 40.

por  Experto
Vota este articulo
(0 votos)
Semana del 29 al 40 Semana del 29 al 40

Tercer Trimestre de Embarazo

Semana 29 del bebé = 27 semanas

¡Felicitaciones! Está comenzando el tercer trimestre del embarazo . En esta etapa (periodo de tiempo) muchas futuras mamás se preparan para la llegada del bebé. Es el momento de anotarse en clases de parto . Encargue los muebles para el bebé si los necesita. Finalice el trámite para tomarse la licencia por maternidad. 
Su bebé: El cerebro del bebé se está desarrollando con rapidez. La superficie que antes era tersa ahora tiene ranuras y está aumentando la cantidad del tejido cerebral. Ese increíble desarrollo continuará durante varios meses después del nacimiento del bebé. El bebé sigue aumentando de peso aceleradamente. Pesa alrededor de 2¾ libras y tiene un largo total de 16½ pulgadas (o de 10½ pulgadas de la coronilla a las nalgas) aproximadamente.

Su cuerpo: Su cuerpo necesita nutrientes como el calcio, ácido fólico y hierro para estar fuerte y saludable y que el bebé siga creciendo a buen ritmo. Quizás sus estados de ánimo y niveles de energía cambien varias veces durante el día. Trate de mantener el estrés al mínimo.

Lo que puede hacer: Posiblemente el profesional de la salud le haga un análisis de sangre para detectar anemia. La anemia significa que tiene niveles bajos de hierro en sangre y es común en las mujeres mujer embarazadas, en particular durante el tercer trimestre. Los médicos normalmente recomiendan que las mujeres tomen un suplemento de hierro para evitar la anemia. A pesar de los suplementos, algunas mujeres tienen anemia. Si ése es su caso, el médico puede recomendarle aumentar la dosis de hierro. No olvide tomar abundantes cantidades de líquidos y comer mucha fibra para contrarrestar el estreñimiento que comúnmente causa el consumo de hierro.

 

Semana 30 del bebé = 28 semanas

Al poco tiempo de nacido el bebé, se le harán análisis para detectar trastornos metabólicos, es decir las enfermedades de la composición química del cuerpo. Algunos de esos trastornos son mortales si no se los trata con rapidez y otros pueden crear problemas o dificultades de por vida. March of Dimes recomienda hacer análisis a todos los bebés para detectar nueve trastornos metabólicos.

Su bebé: La piel del bebé se está tornando más tersa al depositarse capas de grasa en todo el cuerpo. Esa grasa le ayudará al bebé a regular su temperatura corporal después del nacimiento . Las uñas de las manos y los pies y las pestañas están totalmente formados y siguen creciendo. El bebé tiene alrededor de 17 pulgadas de largo de cabeza a pies (alrededor de 10¾ pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pesa aproximadamente 3 libras. 
Su cuerpo: Probablemente piense que no hay forma de que el abdomen le crezca más, ¡pero ya verá! Seguirá aumentando aproximadamente una libra por semana. La cadera y pelvis se están aflojando y expandiendo para darle lugar al bebé que crece. Sentirá incomodidad cuando el bebé le patee las costillas y el diafragma. (El diafragma es el músculo que separa el pecho del abdomen.) Pronto el bebé se moverá hacia abajo y se sentirá menos pesada.

Lo que puede hacer: Éste es el momento de evaluar las causas de estrés en su vida y tratar de eliminar algunas. Propóngase dedicar tiempo cada día a descansar, meditar o hacer ejercicios. Hable con el profesional de la salud antes de hacer gimnasia. Permita que otras personas la ayuden. Podrá retribuirle el favor a otra mujer mujer embarazada en el futuro. Pida a su familia que la ayude.

 

Semana 31 del bebé = 29 semanas

Aunque su abdomen sea grande, recuerde que es importante usar el cinturón de seguridad en los vehículos. Proteja su vida y la del bebé abrochándose el cinturón sin falta. Coloque el cinturón por debajo del abdomen. Si va a hacer un viaje largo en automóvil, deténgase una vez por hora para estirar las piernas y fomentar la circulación. 
Su bebé: Al bebé le está costando más estirarse y moverse porque cada día crece más. Pronto se alojará con la cabeza para abajo en preparación para el parto . Los pulmones del bebé se están desarrollando aunque no estarán totalmente listos para la vida fuera de la matriz hasta dentro de unas semanas. El bebé ahora pesa aproximadamente 3½ libras y mide alrededor de 18 pulgadas de la cabeza a los pies (o poco más de 11 pulgadas de la coronilla a las nalgas).

Su cuerpo: La posición del bebé podrá dejarla sin aliento, pero se sentirá mejor cuando el bebé descienda en la pelvis. Quizás haya comenzado a sentir contracciones ocasionalmente. Se las llama contracciones Braxton-Hicks, no causan dolor y es la forma en que el cuerpo se prepara para el parto .

Llame al profesional de la salud si las contracciones:

Son dolorosas 
Suceden con regularidad y frecuencia (cada 10 minutos o menos) 
Siente también un dolor bajo y sordo en la parte inferior de la espalda o bien cólicos o retorcijones 
Esas señales pueden indicar que está entrando en parto prematuro.

Lo que puede hacer:
No deje de acudir a todas las citas de cuidado prenatal. El profesional controlará el avance del embarazo y detectará problemas o dificultades antes de que se tornen graves. Al dormir o descansar, procure acostarse sobre el lado izquierdo ya que así se puede reducir la hinchazón y retención de agua.

Semana 32 del bebé = 30 semanas

No es demasiado pronto para averiguar las opciones de parto s. Familiarícese con los medicamentos para aliviar el dolor que ofrece el hospital o clínica de maternidad aunque no piense usarlos. Como cada parto es singular e impredecible, infórmese sobre el procedimiento del parto por cesárea. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists), uno de cada cinco bebés nace por cesárea. Muchas cesáreas son imprevistas. 

Su bebé: Los principales órganos del bebé se están preparando para la vida fuera de la matriz. El cerebro se está desarrollando rápidamente. Los pulmones están “practicando” respirar. Los riñones están produciendo orina. El bebé está tragando y orinando líquido amniótico. Las uñas llegaron a las puntas de los dedos de la mano, así que prepárese para cortarlas al poco tiempo del nacimiento . El bebé tiene alrededor de 18¾ pulgadas de largo (poco más de 11½ pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pesa cerca de 4 libras.

Su cuerpo: En esta etapa (periodo de tiempo) del embarazo posiblemente no pueda verse los pies y quizás se sienta muy incómoda. Es posible que los senos pierdan una pequeña cantidad de líquido, llamada calostro, ya que se están preparando para la lactancia (leche de la madre) materna o de la madre. El calostro es el líquido sano que alimentará a su bebé durante los primeros días de vida hasta que le baje la leche. Éste contiene anticuerpos que le ayudarán al bebé a combatir infecciones.

Lo que puede hacer: Haga todo lo posible por sentirse cómoda. Duerma con almohadas. Coma de cinco a seis comidas pequeñas por día en lugar de tres comidas grandes. Ponga los pies en alto si se le hinchan. Pídale a su compañero que le dé un masaje suave en los hombros y pies.

Semana por Semana


Semana 33 del bebé = 31 semanas

¿Está su compañero tan emocionado con el bebé como usted? A veces es difícil para el compañero sentir que participa en el embarazo . Una forma de dejar que el papá intervenga es pedirle que elija el asiento para el automóvil. Es una de las cosas más importantes que deba comprar para el bebé. Los 50 estados tienen leyes que exigen el uso de asientos de seguridad para el automóvil. No le permitirán llevarse al bebé del hospital o clínica de maternidad si no se lo coloca correctamente en un asiento de seguridad aprobado. Cerciórese de usar el asiento de seguridad cada vez que el bebé viaje en automóvil. 

Su bebé:
Los pulmones y el cerebro del bebé siguen creciendo rápidamente. Es posible que ya se haya ubicado con la cabeza hacia abajo en su pelvis. Sentirá que los movimientos son cada vez más fuertes y deliberados porque el tono muscular del bebé va mejorando. Si bien en esta etapa (periodo de tiempo) el peso y el largo de los bebés varía, en promedio el bebé tiene 19 pulgadas de cabeza a pies (alrededor de 12 pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pesa un poco más de 4 libras. El bebé engordará rápidamente en las próximas semanas.

Su cuerpo: Al entrar en la recta final del embarazo , su cuerpo se va preparando para el trabajo de parto y el alumbramiento. Es posible que sienta que el útero se contrae con frecuencia. Si el bebé ya descendió en la pelvis, sentirá menos patadas en las costillas y el diafragma. Quizás sienta la necesidad de orinar con más frecuencia porque el bebé está presionándole la vejiga.

Lo que puede hacer: Tómese las cosas con calma, siga comiendo bien y acuda a todas las citas de cuidado prenatal. Seguramente oirá ese consejo una y otra vez, pero realmente es lo mejor que puede hacer por el bebé. Llame al profesional de la salud si tiene dolores abdominales fuertes, sangrado, si siente algo inusual o que “algo no está bien”.


Semana 34 del bebé = 32 semanas

¿Leche materna o de la madre o leche de fórmula? Alrededor del 70 por ciento de las mujeres de Estados Unidos amamantan a sus bebés recién nacidos. La lactancia (leche de la madre) materna o de la madre brinda muchos beneficios al bebé, entre ellos una nutrición saludable y protección contra enfermedades. Antes del parto , tenga a mano la información de contacto de su pediatra. Tenga también a mano los nombres y teléfonos de las consultoras en lactancia (leche de la madre) (personas capacitadas que brindarán asistencia y orientación a las madres o padres que dan pecho) y de amigas que hayan amamantado sin problemas o dificultades. Recuerde que amamantar es un hábito adquirido. Usted y su bebé deben coordinarse para ver qué es lo que surte mejor efecto para ambos. Tenga paciencia los primeros días después del parto . Recuerde que, aunque usted haya amamantado antes, el bebé jamás lo hizo. Prepárese para los desafíos que se le presenten. 

Su bebé: Todos los sistemas principales del cuerpo, salvo por los pulmones, están bastante bien desarrollados. El bebé sigue aumentando de peso y acumulando grasa para prepararse para la vida afuera del útero. A las 34 semanas, el bebé tiene alrededor de 19¾ pulgadas (alrededor de 12¾ de la coronilla a las nalgas) y pesa aproximadamente 5 libras.

Su cuerpo: Sentirá con más frecuencia que se le hinchan los pies y los tobillos por la presión del peso del bebé. Si nota una hinchazón repentina de las manos y la cara, llame inmediatamente al profesional de la salud.

Lo que puede hacer: Ponga los pies en alto y descanse cuando pueda. Si se acuesta sobre el lado izquierdo, verá que la hinchazón disminuye.

Semana 35 del bebé = 33 semanas

Llegó el momento de prepararse para la vida con el bebé. Todavía tiene tiempo, pero le convendrá adelantarse con algunos quehaceres. Prepare los sobres para el anuncio del nacimiento . Cocine comidas que pueda congelar. Compre los obsequios que necesite durante las semanas posteriores al nacimiento del bebé. Compre comida y productos para el quehacer doméstico. Si no tiene la fuerza para hacer otras actividades además de la rutina diaria, pida ayuda a otras personas. 
Su bebé: El bebé está aumentando alrededor de ½ libra y creciendo ½ pulgada por semana. Los riñones funcionan perfectamente. Los pulmones siguen desarrollándose y están casi listos para la vida fuera del útero. En estas últimas semanas, su cuerpo le transferirá al bebé inmunidad temporal contra enfermedades infantiles (como las paperas y el sarampión). El bebé estará protegido hasta que se lo vacune. En esta semana, el bebé tendrá alrededor de 20 pulgadas de largo (aproximadamente 13 pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pesará alrededor de 5½ libras.

Su cuerpo: En esta semana alcanzará el punto culminante en el aumento de peso, que normalmente es de 25 a 35 libras. Sentirá que le falta el aliento porque la parte superior del útero está justo debajo de las costillas. Le costará respirar hondo.

Lo que puede hacer: Le convendrá dormir con la cabeza elevada para facilitar la respiración. Quizás el profesional de la salud quiera verla todas las semanas hasta el nacimiento del bebé. Acuda a todas las citas aunque esté cansada.

Semana 36 del bebé = 34 semanas

¿Tiene el bolso listo para el hospital? ¿Tiene gasolina el automóvil? ¿Le pidió a alguien que le cuide a los niños o animales de compañía durante su ausencia? Llegó el momento de tener todo listo para el nacimiento . Menos del 5 por ciento de los bebés llegan en la fecha de parto esperada. Si todavía no lo hizo, elija un pediatra para que se encargue de la salud del bebé después del nacimiento . Necesitará tener a un médico a quien pueda llamar si tiene preguntas o inquietudes sobre el bebé una vez que regrese al hogar. 
Su bebé: El bebé sigue creciendo rápidamente y engordará alrededor de una onza por día. Notará que hay menos movimiento. Eso se debe a que hay menos espacio para que el bebé se mueva. Si nota que los movimientos disminuyen abruptamente, llame de inmediato al médico. En esta semana, el bebé tendrá alrededor de 20½ pulgadas de largo (13½ pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pesará alrededor de 6 libras.

Su cuerpo: El útero estará debajo de las costillas en esta etapa. Quizás tenga dificultades para dormir o levantarse de un asiento bajo. Se estará sintiendo inquieta e irritable ahora que le queda poco tiempo para el parto y el inicio de su nueva vida como madre.

Lo que puede hacer: Descanse con los pies en alto. Coma cuando tenga hambre y tome mucha agua. Ya está en la recta final. No deje de acudir a las citas prenatales ( antes del nacimiento). Esta semana o la próxima posiblemente le hagan un análisis de estreptococo grupo B. Esta infección silenciosa rara vez causa problemas o dificultades en los adultos, pero puede resultar peligrosa para el recién nacido. El análisis se realiza insertando un hisopo en la vagina. Se analizan las secreciones para detectar la presencia de bacterias. Si tiene estreptococo grupo B en la vagina, se le darán antibióticos durante el parto . El medicamento ayudará a evitar que la infección bacteriana se transmita al bebé.

 

Semana 37 del bebé = 35 semanas

¡Felicitaciones! Al final de esta semana se considerará que el embarazo ha llegado a su término completo. Todos los órganos del bebé tienen el desarrollo suficiente para llevar una vida saludable fuera de la matriz. Sólo le resta esperar el gran día. Algunas mujeres se sienten inquietas y se dedican a limpiar y preparar todo el hogar para la llegada del bebé. Este instinto de anidación normalmente se presenta justo antes del parto . 
Su bebé: El bebé sigue creciendo y creciendo. Ésa es su tarea en este momento. Probablemente ya esté cabeza abajo, en posición de parto . Tendrá alrededor de 21 pulgadas de largo (14 pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pesará aproximadamente 6½ libras.

Su cuerpo: Si es madre primeriza, la cabeza del bebé estará firmemente encajada en la pelvis. En las mujeres que han tenido hijos, la cabeza del bebé flotará encima de la pelvis y no se encajará hasta el parto .

Lo que puede hacer: Acuda a la cita prenatal (antes del nacimiento)de esta semana. El profesional de la salud probablemente desee examinarla todas las semanas. Se fijará si el cuello del útero está comenzando a dilatarse (abrirse) o a ablandarse (adelgazarse). Esas señales indican que el cuerpo se está preparando para el parto . Recuerde que predecir el inicio del parto es una ciencia muy inexacta. Muchas mujeres mujer embarazadas pasan varias semanas con el cuello del útero ligeramente dilatado.

Semana 38 del bebé = 36 semanas

Quizás se sienta tentada de intentar remedios caseros para desencadenar el parto . Algunos de ellos (como tener relaciones sexuales, caminar o comer comidas picantes) son inocuos y no tendrán efecto a menos que el trabajo de parto comience naturalmente. Otros remedios, como ciertas hierbas, medicaciones y tés, pueden ser peligrosos si se ingieren sin supervisión del médico. Antes de intentar tomarlos, consulte con el profesional de la salud. 

Su bebé: El médico verificará la posición del bebé. Si no está cabeza abajo en la pelvis, se considerará que tiene una presentación de nalgas. Algunos bebés de nalgas cambian a la posición cabeza abajo antes del parto . En otros casos, el médico intenta cambiarle la posición al bebé. Muchos bebés con la presentación de nalgas nacen por cesárea. Si su bebé está de nalgas, hable de todas las opciones con el profesional de la salud. En esta semana, el bebé tendrá alrededor de 21 pulgadas de largo (14 pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pesará alrededor de 6¾ libras. Como el tamaño de los bebés varía en gran medida a esta altura del embarazo , es posible que su bebé sea más grande o más pequeño.

Su cuerpo: Es probable que el abdomen no le haya crecido mucho en las últimas semanas, pero se verá diferente con el cambio de posición del bebé y cuando estira sus brazos y piernas. Para muchas mujeres, estos últimos días y semanas son los más molestos del embarazo .

Lo que puede hacer: Trate de entretenerse terminando actividades de último momento para no pensar en su malestar. Nunca se sabe cuándo llegará el bebé.

Semana 39 del bebé = 37 semanas

¿Entró realmente en trabajo de parto ? Todas las mujeres mujer embarazadas se hacen esa pregunta o pronto se la plantearán. Nadie sabe exactamente qué provoca el inicio del parto . Se cree que es una combinación de factores maternos, fetales y placentarios. Recuerde que incluso las mujeres que han tenido hijos antes tienen síntomas falsos de parto y deben regresar a su hogar. Si cree que está en trabajo de parto , llame al profesional de la salud o acuda al hospital. Más vale prevenir que curar. 
Su bebé: El bebé sigue creciendo y aumentando de peso. Como tiene menos lugar, posiblemente no se mueva tanto pero no debería dejar de hacerlo. Si siente que los movimientos del bebé disminuyen drásticamente, llame al profesional de la salud. El bebé pesará un poco más de 7 libras y medirá alrededor de 21½ pulgadas (casi 14½ pulgadas de la coronilla a las nalgas).

Su cuerpo: Estas señales indican que el cuerpo se está preparando para el parto :

Más presión en la pelvis y nalgas 
Pérdida de peso 
Cambio en el nivel de energía 
Aumento o espesamiento del flujo vaginal 
Flujo rosado o con sangre
Esos cambios pueden manifestarse semanas, días u horas antes del inicio del trabajo de parto .

Lo que puede hacer: Esté atenta a las señales previas al parto y avísele al médico en la visita semanal. Llame al profesional de la salud o acuda inmediatamente al hospital si:

Le sale sangre color rojo brillante 
Se rompe la bolsa o fuente 
Tiene contracciones regulares e intensas que no se detienen al cambiar de posición

 

Semana 40 del bebé = 38 semanas

Sepa que pronto será mamá. Casi todos los médicos prefieren que las mujeres den a luz antes de la semana 42. Si el trabajo de parto no se inicia solo, es posible que el médico le sugiera inducirlo. Antes de dar su consentimiento, averigüe lo más posible sobre este procedimiento. 
Su bebé: El bebé está listo para ingresar al mundo. Sus sistemas principales continuarán creciendo y desarrollándose después del nacimiento , pero están listos para la vida afuera de la matriz. Posiblemente el bebé mida alrededor de 21½ pulgadas (14¾ pulgadas de la coronilla a las nalgas) y pese cerca de7½ libras.

Su cuerpo: Su cuerpo estará preparándose también para el parto . Una vez cumplidas las 40 semanas, el médico querrá controlar a usted y a su bebé con gran frecuencia. Verificará la condición de la placenta y la cantidad de líquido amniótico que rodea al bebé.

Lo que puede hacer: No hay mucho que pueda hacer salvo esperar y acudir a todas las citas de cuidado prenatal. ¡Lo más probable es que no tenga ganas de hacer nada! Ésta es su oportunidad de terminar los quehaceres de último momento. También es su oportunidad de descansar antes de la llegada del bebé. Aprovéchela.

Ultima modificacion el Viernes, 27 de Enero de 2012 18:18